Consejos para una publicidad efectiva

Hace un tiempo se pensaba que la publicidad no era una ciencia exacta, pero el tiempo ha demostrado que tiene bastantes variables y que gracias a la aplicación de fórmulas empíricas y ciertas reglas de observación, se puede tener un éxito relativo en una campaña publicitaria si se llevan a cabo las pautas correctas. El truco consiste no sólo en tener un buen producto que publicitar, sino realizar una estrategia para que llegue justo al potencial cliente que nos interesa.

La publicidad, junto con el marketing, debe conseguir esto si queremos llamarla efectiva. Aquí dejamos algunos trucos para lograrlo, sólo por si alguno no lo ve muy claro:

  • Conoce a fondo el producto: Sus características, sus beneficios, sus debilidades; cómo se compara con la competencia. Lista los elementos clave y revísalos con frecuencia. Encuesta a clientes y proveedores para conocer su comprensión de su producto y servicio.
  • Entiende a tus clientes: Identifica sus necesidades e intereses que puedan satisfacerse con tu producto o servicio. ¿Qué los motiva a comprar o no comprar tu producto o servicio?  Asegúrate de que la publicidad aborde las necesidades específicas de su audiencia.
  • Establece objetivos: Define lo que quieres que logre tu publicidad: genera consultas, introduce nuevos beneficios de productos, mejora la posición frente a la competencia. Mantenga la publicidad enfocada en un número limitado de objetivos para lograr el máximo impacto.
  • Comunícate con los creativos: Comparte información con las personas responsables de la creación de la publicidad; necesitan la misma comprensión exhaustiva del producto, la audiencia y los objetivos que tú tienes.
  • Capta la atención del público: Usa gráficos fuertes, simples, titulares dramáticos. Solo tienes unos pocos segundos para detener a su audiencia y convencer al lector o espectador de pasar al resto del mensaje.
  • Sé sincero: Los reclamos exagerados o falsos pueden hacerle obtener una consulta o una prueba al principio, pero rara vez le hacen ganar un cliente. Tu audiencia es más inteligente de lo que piensas: reconocerán lo cuestionable en tu publicidad y también lo entenderán más tarde.
  • Identifícate claramente: Coloca de forma visible nombre de la empresa, dirección, número de teléfono, correo electrónico, sitio web u otra información de contacto. Agregan credibilidad, sustancia y hacen que sea más fácil para la audiencia comunicarse y realizar negocios contigo.
  • Haz todo de forma simple: Diseño simple, mensaje simple, mecanismo de respuesta simple… Apégate a lo que se necesita para obtener la respuesta que estás tratando de lograr. Si deseas que la audiencia solicite más información, tu anuncio no necesita cubrir la hoja de especificaciones completa del producto.